Labels

8 ago. 2014

Reseña: Corazón de mariposa de Andrea Tomé



Sinopsis:
Victoria y Kenji comparten un secreto: las cicatrices que recorren sus muñecas. Para ella, los días transcurren contando calorías e intentando que su hermana no la obligue a comer más de lo que ella considera suficiente. Él vive escondiendo las marcas de su pasado bajo tatuajes y trabajando de sol a sol en un bar para amantes del rock.

Ambos están solos, aislados del mundo…

Hasta que Kenji descubre a Victoria en los baños del bar donde trabaja rodeada de un charco de sangre. Todos creen que ha intentado suicidarse, porque sufre anorexia, porque su novio acaba de dejarla, porque en definitiva parecía inevitable. Pero nadie la entiende realmente… hasta entonces.
Victoria y Kenji se mueven a la velocidad de la vida e, inevitablemente, acabarán encontrándose.



Reseña:
No me esperaba mucho de Corazón de mariposa, pensaba que sería más bien una historia de amor simple, con toques en los que se deja ver los problemas de los personajes, pero me equivocaba, ha llegado a conmoverme en ciertas ocasiones.

Victoria tiene anorexia, tras varias entradas y salidas de un centro hospitalario, ocurre algo en su vida que hace que todo se vuelva patas arriba.
En ese descontrol conoce a Kenji, un chico que se autolesiona. Juntos intentaran luchar contra sus fantasmas.

En varias reseñas he leído que no puedes entender a Victoria, pero ¿es tan fácil entender a una persona con anorexia, si ni siquiera ellas mismas logran comprender lo que ocurre en su mente? Esta es una historia dura, donde se deja ver un poco más la realidad de estos problemas, que van más allá del “quiero ser como una modelo”. Vemos las contradicciones, los “quiero y no puedo” de esa vocecilla que no calla en la mente de Victoria y como su hermana intenta ayudarla pero no sabe muy bien como.

Quizás la historia de amor entre Victoria y Kenji sea un poco precipitada, me ha parecido que esta poco desarrollada. Se conocen e inmediatamente sienten algo el uno por el otro.

Corazón de mariposa es un libro ágil, rápido y fácil de leer, con una historia dura, pero tierna y con un puntito de esperanza.